Esperanza Aguirre busca agua en Israel.

Exprimir las nubes para que llueva más es un sueño ya alcanzado por Israel. Hace 30 años que este país desarrolla la tecnología para tener más precipitaciones mediante el bombardeo de nubes, pero el sistema sólo lo ponen en práctica, según los técnicos israelíes, Estados Unidos, China y México, además de su país. La Comunidad ha iniciado conversaciones con las autoridades israelíes para aplicar esta tecnología. Así lo anunció ayer la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que, con una delegación del Canal de Isabel II, está de viaje oficial por Israel. Esa tecnología fue descartada en Canarias ya hace 14 años por provocar inundaciones.

Tras un encuentro en Tel Aviv con Simon Tal, el alto comisionado para el Agua -la autoridad israelí que gestiona el agua-, la presidenta explicó que sus técnicos están ultimando la compra de la nueva tecnología, para lo que sólo falta cerrar plazos en una reunión el próximo otoño con los responsables de Mekorot, la empresa pública del agua, muy similar al Canal.

Para provocar la lluvia, según explicó el vicepresidente del Canal, Ildefonso de Miguel, el primer ingrediente es encontrar la nube adecuada. No basta cualquiera, sino aquellas que sean ya portadoras de agua, puesto que el sistema no garantiza que salga lluvia de la nada, sino que permite incrementar las precipitaciones existentes hasta el 18%. “Este sistema permitiría provocar la lluvia sobre un embalse, lo que sería la mejor forma de garantizar su uso”.

El satélite.

La nube adecuada se localiza a través del satélite, pues no sólo tiene que estar cargada, sino que es necesario escoger aquella que se dirija hacia el lugar más conveniente para que llueva. De ahí que Ildefonso de Miguel asegurara ayer que es “como ir a cazar nubes”. Según los técnicos israelíes, la zona de actividad de la nube tiene que estar muy acotada, porque si no, se aplicaría la técnica sobre las que luego van a descargar a lugares donde no se puede recuperar el agua.

La mejor elección se hace a través de modelos matemáticos, que permiten saber la evolución de las nubes, su trayectoria, y si caerán en el lugar adecuado. Israel ya dispone de modelos estadísticos que permiten hacer una mejor elección, según De Miguel.

Israel elige sus nubes de entre las que se mueven hacia el Mar de Galilea, que es donde se acumula la mayor cantidad de agua para el abastecimiento del país, con una capacidad de 4.500 hectómetros cúbicos. Según De Miguel, la Comunidad tiene la intención de utilizar las nubes que vayan hasta el pantano de El Atazar, al norte de la región y que, con 450 hectómetros de capacidad, es donde están la mitad de las reservas de la Comunidad, pues Madrid consume unos 900 hectómetros cúbicos, aunque sólo 600 son para uso doméstico.

Es decir, El Atazar a plena capacidad es la décima parte del volumen de agua con la que cuenta Israel, que sólo tiene 900.000 habitantes más que toda la región (seis millones). “Nosotros tenemos la gestión de algunos de los embalses de la región y es ahí donde se aplicaría la técnica, siempre garantizando el caudal ecológico”, puntualizó Aguirre.

Hay que disponer de una flota de avionetas bimotor que, una hora antes de la lluvia, se dirige hasta la nube y dispara yoduro de plata. “A través de las corrientes de convección de la nube, el yoduro sube. Entonces, el agua se condensa, pesa y, por la gravedad, cae”, explicó el vicepresidente del Canal, que afirmó que este sistema no daña el medio ambiente, porque el yoduro de plata es inocuo.

La tecnología apenas supone un millón de euros anuales, según explicó Esperanza Aguirre. En Israel la desarrolla el Estado a través de Mekorod, que dispone de cuatro avionetas. El Canal de Isabel II no descarta disponer de una flota aérea para ir a cazar nubes.

Israel es un país puntero en la reutilización del agua que consume. Por eso, la Comunidad pretende “copiar” todas las técnicas que resulten económica y ecológicamente viables. Una de las que más han interesado a la delegación es la que permite rellenar los acuíferos. El sistema consiste en utilizar las mismas tuberías que sirven para extraer agua de los pozos subterráneos y que llegan hasta los depósitos, para enchufar agua a presión.

En Israel, los pozos están a una profundidad de unos mil metros, mientras que los de Madrid apenas llegan a 400 o 500 metros, por lo que sería aún más fácil inyectar los excedentes de agua. Además, el sistema permite adelantar años la recuperación de los acuíferos, pues en un año hidrológico se conseguiría lo que en casi un lustro de acción natural.

Pero este sistema no es tan fácil de adaptar como la caza de la nube. “Hay que estudiarlo muy bien, porque el rellenado puede cambiar las características físico-químicas del almacenamiento del agua y su calidad”, explicó el gerente del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel. Sin olvidar que los acuíferos forman parte del ciclo del agua y, por tanto, su rellenado debe contar con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Tajo, que depende del Ministerio de Medio Ambiente. “No creo que la ministra se oponga”, consideró ayer la presidenta regional, Esperanza Aguirre.

Advertisements

About Tarbut Las Palmas

Tarbut Sefarad es una asociación tolerante y apolítica que tiene como interes principal el conservar y difundir la cultura judía en general,en especial la sefardí.La cultura es una de las mayores armas de la humanidad,un elemento que tiende puentes entre pueblos y soluciona conflictos.Para tener un gran futuro debemos conservar excelentemente nuestro pasado y difundirlo.Desde Tarbut Las Palmas les invitamos a trabajar en ello y a unirse a nosotros en nuestro proyecto.
This entry was posted in Israel, Spain. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s